09 Sep

Cirugía de cerebro y columna

Como neurocirujano, he visto a muchos pacientes con una lesión en la cabeza, la columna vertebral o ambas que les causó el tipo de parálisis que la cirugía del sur de cerebro y columna puede producirles. Experimentan tal debilidad en sus músculos, lo que hace que las tareas cotidianas como caminar sean imposibles. Afortunadamente, hay muchas opciones disponibles para aliviar este dolor y discapacidad consultando al Dr. dickerman.

Se desconoce la causa exacta de una lesión de la médula espinal, pero se puede considerar como una forma muy grave de trastorno neurológico. Puede resultar de cualquier tipo de trauma en el cerebro, como un golpe en la cabeza o un cuello roto u otra lesión grave en la columna.

La lesión de la médula espinal puede adoptar muchas formas, pero las más comunes son las infecciones, las infecciones de los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro y la columna vertebral, y las lesiones de los nervios que irrigan la médula espinal y el cerebro. También hay lesiones en el tejido nervioso, la membrana de la duramadre, que es como un exterior duro del cerebro, y en algunos casos raros hay un trastorno neurológico difuso. Lo importante es que el paciente no se recupere de una lesión cerebral, sino que tenga que lidiar con muchas.

La mayoría de las lesiones de la médula espinal son bastante dolorosas. Cuando tiene una lesión tan grave, hay varias opciones disponibles. Puede optar por la cirugía de cerebro y columna vertebral para detener el dolor, pero desafortunadamente, esta opción es muy arriesgada.

Una vez que se trata una lesión, es extremadamente difícil incluso intentar lidiar con el dolor, porque los nervios del cuerpo se han lesionado gravemente. Algunos pacientes incluso experimentan parálisis como resultado del daño al cerebro y la columna.

La cirugía de cerebro y columna vertebral no es la única opción para el tratamiento neuroquirúrgico de una lesión cerebral grave. Estas cirugías están diseñadas para aliviar el dolor de una pequeña parte del cuerpo del paciente y, en algunos casos, incluso pueden brindar alivio al cerebro mismo, aunque esto es algo bastante raro.

La mayoría de los pacientes no necesitarán tratamiento neuroquirúrgico para las lesiones de la médula espinal. Eventualmente se recuperarán de sus lesiones cerebrales y comenzarán el proceso de recuperación de la lesión cerebral. Si este no es el caso, se requerirá tratamiento para la lesión cerebral.

Dicho esto, los tratamientos para las lesiones cerebrales varían mucho de una persona a otra. La gravedad de la lesión y la extensión del daño cerebral determinarán el tipo de tratamiento necesario.

El tratamiento temprano de la lesión cerebral debe incluir medicamentos que pongan en peligro la vida, como los que se usan para controlar la presión arterial alta. No podrá pensar con claridad hasta que su cerebro se haya curado, por lo que debe tener cuidado al tomar medicamentos que contengan alcohol u otros sedantes. También deberá evitar medicamentos peligrosos que pueden debilitar la capacidad de curación de su cerebro, como barbitúricos, esteroides y antidepresivos.

Por ejemplo, si tiene una lesión en la médula espinal que lo deja paralizado, probablemente le den analgésicos para controlar el dolor. Si bebe alcohol, correrá el riesgo de desarrollar un tipo de accidente cerebrovascular llamado accidente cerebrovascular inducido por drogas, que es más peligroso que el accidente cerebrovascular habitual. También es más difícil de tratar porque el cerebro no tiene un suministro de sangre adecuado.

La cirugía del cerebro y la columna vertebral puede ayudar a muchas personas a recuperarse de una lesión cerebral y mejorará la calidad de sus vidas. Si sufre una lesión cerebral, hable con su médico sobre si se beneficiaría de una cirugía de cerebro y columna.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *